Biografía del Fundador

Biografía de Don Luis María Bettendorff

imagen_luis

Luis María Bettendorff nació el 12 de febrero de 1931, en la ciudad de Gualeguaychú, provincia de Entre Ríos.
Desde el año 1950 empezó a formar parte del Club Independiente, al que consideró su segundo hogar. Su dedicación y su esmero por todo lo que emprendía dejó demostrado que era una persona muy capaz, razón por la cual fue nombrado su presidente. En este lugar, conoció a la mujer con la cual más tarde formó una familia, junto con sus tres hijos, a quienes motivó para que estudiaran y se esforzaran siempre para llegar a las metas propuestas; porque él estaba convencido que la educación era fundamental para crecer como persona y como ciudadano.

Años más tarde comenzó con un proyecto, que luego tomó importancia para toda la comisión directiva del Club, pero para su propulsor no sólo era un proyecto más, sino un sueño: fundar la escuela propia. Su familia lo incentivó en la idea y lo apoyó en su emprendimiento. Así fue que bajo la autorización del Ministerio de Educación, en el año 1995, la escuela se puso en funcionamiento.

Desde temprana edad Luis María Bettendorff mostró su inclinación por la actividad deportiva al practicar fútbol, deporte en el que sobresalió. Por ello, con el objeto de promover y fomentar el deporte, la escuela tiene una orientación deportiva. Pero Luis María Bettendorff decía que había que preparar a los niños para que sepan desempeñarse en el futuro y afrontar con seguridad los desafíos y las exigencias de la sociedad, por ello ambicionó a que la escuela no solo concentre actividades deportivas, sino también culturales, artísticas y creativas.

Solventar los gastos de construcción y de refacción comenzó a hacerse difícil en esos tiempos; entonces, la escuela comenzó a costarle sus bienes y dinero personal, pero bajo su lema “todo se hace a pulmón”, continuó la obra adecuándola a los cambios y enriqueciéndola. Pero su mayor y constante preocupación era cumplir con el sueldo de sus docentes, a quienes él, fue siempre, un eterno agradecido.

Mientras la escuela crecía a pasos agigantados, el Club, también bajo su dirigencia, cumplía con su tradición histórica de resaltar en el deporte, comenzó a aumentar considerablemente sus socios, lo que permitió destacarse en diferentes deportes como fútbol, básquet, jockey, patín, bochas y natación entre otros.

Durante la gestión de un nuevo proyecto, la creación del polimodal, un grupo de padres hizo llegar a la comisión directiva del Club la inquietud de poder hacer merecedor a Luis María Bettendorff de que su sueño, lleve su nombre. Sosteniendo que “los homenajes hay que hacerlos en vida“; la moción fue aprobada unánimemente. Fue así que se gestionó y se aprobó el cambio de nombre de Escuela Nº 167 “Independiente” por Instituto “Luis Ma. Bettendorff”. Cinco días después de haber recibido tan grata noticia Luis María Bettendorff fallece en nuestra ciudad, el 23 de diciembre de 2004.